GESTIÓN DE LUIS RAMÍREZ CORZO: CORRUPCIÓN EN PEMEX

gestión de Luis Ramírez Corzo: Corrupción en PEMEX

Por El Zurdo

 

La Secretaría de la Función Pública investigala transparencia de adjudicaciones que hizo Pemex Gas y Petroquímica Básica a una empresa privada hace un par de años y que involucran a funcionarios de nivel directivo de la paraestatal.

 

El monto de las compras puestas en duda alcanza los 48 millones de dólares, en adquisiciones, a la compañía Turbinas Solar. Hasta hoy los auditores de la SFP han confirmado que no hay desvíos ni daño o quebranto patrimonial en contra de PEMEX, lo cual no es de sorprender ya que es costumbre del gobierno federal protegerse entre ellos. En lugar de encarcelar a los corruptos, encarcelan a Paquita la del Barrio y líderes sociales.

 

Una de las dudas de los auditores resultó de comprobar que Luis Ramírez Corzo Hernández, actual director de Pemex Exploración y Producción, fue director de Turbinas Solar hasta el 15 de abril de 2001. Desde entonces este hombre comenzó a laborar para Pemex con la responsabilidad que hoy tiene.

 

Los funcionarios señalados en los oficios de auditoría del órgano interno de control de Pemex Gas y Petroquímica Básica como presuntos responsables de diversas irregularidades, en particular por beneficiar a la empresa Turbinas Solar para la compra de equipo diverso, son: Claudio Urencio Castro, subdirector de Ductos; Gilberto Arredondo Silve, gerente de Operación de la Subdirección de Ductos; Francisco Ávalos Cervantes, subgerente de Control de Flujos de la Gerencia de Operación de la Subdirección de Ductos; Víctor Domínguez Cuéllar, gerente de Planeación; Genaro Ceballos Bravo, gerente de Proyectos, y José Ramón Anzures Sánchez, director de Proyectos, todos de Pemex Gas y Petroquímica Básica.

 

En la auditoría, que en estos momentos lleva a cabo la Secretaría de la Función Pública, el equipo de expertos comprobó la existencia del equipo adquirido por Pemex Gas y Petroquímica Básica, y corroboró que técnicamente es útil y acorde a las necesidades de la paraestatal.

 

Hubo ocho adjudicaciones directas de Pemex Gas y Petroquímica Básica a la empresa Turbinas Solar, con valor de 48.1 millones de dólares. Fuentes involucradas en las investigaciones de la SFP ayer desconocieron la existencia del oficio 18/577/OIC/AI/—/2003, de fecha 31 de julio de 2003, en el cual se detallan adjudicaciones por 18.7 millones de dólares, una parte del gasto total denunciado.

 

Los tres oficios del órgano interno de control Pemex Gas y Petroquímica Básica del 28 de julio, 31 de julio y 4 de agosto pasados refieren las diversas adjudicaciones celebradas entre 2000 y 2001. En el avance de las indagaciones de la SFP se han ido desvaneciendo responsabilidades.

 

Por ejemplo, los auditores responsables de los tres oficios citados, Marco Antonio Salazar Ramírez, Emilio Navarro Jardón, José Horacio Tovar García y Alan Alor Soto, hallaron que en un caso fue aceptada la recepción de equipo en la ciudad de México, debiendo realizarse en los talleres de Mabank, Texas.

 

Además, los cuatro auditores señalaron en los oficios que se propició un pago anticipado al haber recibido físicamente el equipo 177 días después de aceptarse oficialmente.

 

Sin embargo, los auditores de la SFP, que ahora revisan el asunto, corroboraron que no hubo irregularidad alguna por hacerse la entrega de ese equipo en la ciudad de México y no en Texas, porque así se establecía en los convenios firmados entre Pemex Gas y Petroquímica Básica y Turbinas Solar.

 

Las fuentes consultadas explicaron que incluso algunos de los cuatro auditores que hicieron la primera revisión ya no trabajan en la SFP, e incluso el anterior titular del órgano interno de control de Pemex Gas y Petroquímica Básica, Andrés Álvarez Kuri, renunció hace un mes y en su lugar fue designado Rubén René Paredes.

 

En las próximas semanas la SFP concluirá la auditoría para determinar si en verdad fue favorecida la empresa Turbinas Solar, y en ese caso el siguiente paso será confrontar a las autoridades responsables de Pemex Gas y Petroquímica Básica, para poder emitir finalmente un dictamen. Por lo pronto, queda descartado el desvío de recursos o el daño o quebranto al patrimonio de Pemex.

 

En el oficio 18/577/OIC/AI/—/2003 se detalla la forma en cómo operaron los citados funcionarios y la empresa Turbinas Solar en la adjudicación directa de 8 contratos para la rehabilitación de nueve equipos turbocompresores por un total de 48 millones 141 mil dólares.

 

Con la investigación que se inició hace casi un año y medio, las autoridades lograron comprobar que la empresa privada venía entregando equipos con especificaciones y componentes diferentes a los que supuestamente fueron objeto de los trabajos de licitación.

 

El documento de 49 páginas describe con todo detalle el procedimiento seguido por funcionarios de la paraestatal y la empresa privada desde 1998, cuando todavía Ramírez Corzo prestaba sus servicios a Turbinas Solar.

 

La empresa recibía la licitación para trabajos que incluyen restitución, reparación y actualización tecnológica de los turbocompresores para PGPB, con el argumento de que el equipo a reparar tenía derechos exclusivos en favor de la misma compañía. El tiempo en que realizarían los trabajos llegó a pactarse hasta en 210 días. Las cotizaciones que presentó Turbinas Solar en las diversas licitaciones reveló que al final resultó hasta 70 por ciento más caro para Pemex rehabilitar que comprar equipos nuevos.

 

Por si ello fuera poco, los trabajos se llevaron al cabo fuera de México, en Mabank, Texas, lo que implicó el desplazamiento del equipo que salía en pedimentos de exportación con ciertas especificaciones y componentes y regresaba con otros, aunque llegaban con el mismo número de serie. Los equipos regresaban a la paraestatal 7 u 8 días después, es decir, casi 200 días antes de lo establecido en el contrato, lo que reveló que “no existía posibilidad física o material de que los equipos se rehabilitaran en una semana”.

 

De esta forma, se documenta en la investigación que la empresa Turbinas Solar habría obtenidos “beneficios económicos indebidos” por 18 millones 778 mil dólares en la rehabilitación de tan sólo dos turbocompresores. En todas las ocasiones, se trataría de equipos que aparentemente serían rehabilitados, aunque en dos casos tales equipos resultaron inexistentes y en otros 6 sólo una parte fue trasladada a Estados Unidos, donde ocurría la fingida renovación.

 

Y aún insisten en que PEMEX necesita inversión extranjera

 

PEMEX necesita ser limpiada de corruptos.

Anuncios

2 comentarios

  1. muy bueno…interesante y además bien escrito! Congrats!!

  2. […] GESTIÓN DE LUIS RAMÍREZ CORZO: CORRUPCIÓN EN PEMEX « REGENERACION …3 Mar 2007 … gestión de Luis Ramírez Corzo: Corrupción en PEMEX. Por El Zurdo. La Secretaría de la Función Pública “investiga”la transparencia de … […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: