* COLUMNA: BAJO LA LUPA. 2 de octubre… ¿si se olvida?

BAJO LA LUPA

2 de octubre… ¿si se olvida?

Por Andrés Ochoa

 

A 39 años de distancia un evento de tanta trascendencia política y social como lo fue el movimiento estudiantil y popular de 1968, México se encuentra en un encrucijada de dimensiones superiores en todos sentidos a las de aquella época. Mucho se a hablado de los “grandes avances” en materia de libertad de expresión, derechos humanos, y justicia en tribunales, pero la verdad es otra.

Hoy hay muchos más presos políticos que en 1968, pocos de ellos con órdenes judiciales, detenidos como Emeterio Cruz, a quien las cámaras captaron en perfecta salud al momento de su detención, algunas horas después lo subían en camilla a una ambulancia en coma. Hoy como en 1968 los abusos persisten, y las causas que generaban la protesta entonces también persisten en el 2007.

Lamentable es que a la libertad de expresión y pensamiento se suman las de la falta de condiciones de vida justas, por que hay que hacerle justicia al gobierno represor de Díaz ordaz y Echeverría: ambos fueron gobiernos asesinos pero no de hambre… mataban a golpes, a balazos, pero no con la falta de dinero, empleo y el alza constante e inhumana.

El usurpador se cura en salud y sale triunfante anunciando que el alza a la gasolina esperara hasta el 2008, pero ya para entonces la población sintió una probada de lo que un alza en gasolina genera, todos los productos y servicios básicos subieron de precio, ante la mera especulación que generó la mentada alza. Así pues tenemos que como no bajaran los precios para hacer quedar bien a un usurpador, tendremos una doble escalada de precios una en septiembre del 2007 y otra en enero del 2008,  y otra en febrero, y asi sucesivamente hasta que la gasolina suba un 5%. Para entonces, la cláusula última del TLC estará ya en marcha y toneladas de subsidiado maíz y frijol gringo entrará sin restricción a México.

Sumado a esto tenemos que desde hace un trimestre los gringos tienen una crisis mobiliaria muy seria que está afectando en dos vías a la economía mexicana: una en un serio bajón en las remesas de los migrantes y otra en la desaceleración que tiene su economía, que igual que siempre afecta a la nuestra (y rara vez beneficia). ¿Y que es lo que hace el usurpador?

Si usted respondió NADA…en parte tiene razón, por que nada es lo que ha hecho para aminorar el panorama de terror que azota a nuestro país, pero si ha hecho mucho para aderezar con un fino toque fascista la ya destrozada paz social: reprimir ha sido su solución y su oferta. Ha cercado el zócalo e instalado un gigantesco equipo de sonido para “celebrar” el 15 de septiembre, incluso disfrazo a sus hijos de militares, con insignias de militar de muchos años de servicio, lo cual no sólo implica un problema psicológico (al menos en mi opinión) sino una violación a la ley según el articulo 404 del Código de Justicia Militar: “Al que lleve públicamente uniforme, insignias, distintivos o condecoraciones militares, que no esté legítimamente autorizado para usar, o se atribuya grados o empleos del Ejército o de la Armada, que no le correspondan, se le castigará con la pena de cuatro meses de prisión”.

Quizá algún panista lo justifique diciendo que es sólo un niño, pero si ese es el ejemplo que les da a sus hijos de usar insignias y uniformes para los cuales según la propia ley no están legitimados e incluso deberían de purgar pena en cárcel, entendemos por qué es que el también porta una insignia (la banda presidencial) para la cual no esta legitimado, ahora se entiende todo.

Curioso es que hace poco más de un año había quien insistía con furia e indignación que Andrés Manuel López Obrador pretendía ser un dictador y parecerse a Castro y Chávez, esos mismos anteriormente indignados deben estar dándose de topes ¿no?

En fin haciendo cuentas uno puede notar que el 68 está muy lejos de resolverse, y no sólo en cuanto a la justicia que los desaparecidos, los muertos y los presos por años se refiere, sino también a la represión que ha vuelto con furor a la manipulación que hoy parece palidecer al mismo Zabludobsky.

2007 pareciera ser el año en que el 68 volvió con todos sus fantasmas, lástima para el gobierno usurpador que ni su ejército es tan numeroso y temido como  el del 68, ni la sociedad es tan timorata como entonces y hay un factor clave que ha cambiado la comunicación.

Hoy existe el internet con las infinitas posibilidades que provee, y existe un grupo político-social que hace frente sin descanso a la política de gobierno. Encabezada por Andrés Manuel López Obrador  la resistencia sigue en pie, y muchos creemos que crece un poco por los errores-abusos de fecal y otro poco por el propio trabajo de la resistencia.

El 68 vive y la lucha sigue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: