* La Censura en 2007

La Censura en 2007

Por Isabel Morales Quezada

El papel que ha jugado la censura en este año 2007 es fundamental para entender los momentos y la regresión que estamos viviendo. La historia moderna de nuestro país, en especial la que se ha dado desde el surgimiento de la televisión como aparente “medio de información” se ha caracterizado por la forma en que los noticiarios manipulan sus notas para orientar la opinión de la gente en un sentido u otro, según sea conveniente para las televisoras y para el gobierno. La complicidad entre ambos es ya conocida por un gran número de personas, lamentablemente todavía hay muchos que lo ignoran, su falta de crítica no les permite hacerse conscientes de la influencia que la televisión ejerce sobre ellos, de las noticias tendenciosas, de los programas basura, de la información absurda. Es por esto que lo que para algunos es falsedad para otros es realidad, por una parte la televisión causa la alienación de la gente y por otra el enojo de aquellos que advierten en cada noticia una mentira y en cada omisión, la censura, pues la tv calla o miente, omite o tergiversa de acuerdo a sus intereses.

Los nueve meses de gobierno de Felipe Calderón se han caracterizado, entre otras cosas, por el ocultamiento de la realidad, y por la creación de otra con ayuda de televisa y tv azteca así como de sus comentaristas, conductores de programas, noticieros; no quiero decir que en el sexenio de Fox esto no haya existido (en cierta forma es uno de sus legados), lo que sorprende es que hayamos llegado al 2007 con la misma estrategia que ha caracterizado a la televisión en México: la censura y la calumnia.

En el conflicto de Oaxaca se trató a los integrantes de la APPO como revoltosos y delincuentes, no informaron al pueblo de las injusticias, de los grupos paramilitares, de las grandes manifestaciones y del descontento de la mayoría de los oaxaqueños; hoy ya no hablan del caso Oaxaca o de cómo Calderón hace pactos con Ulises Ruiz y le da la mano después de las muertes y desapariciones que él ordenó, pero ¿cómo hacerlo si esa no es la realidad que presentan en la televisión?

La propia resistencia civil pacífica sufrió la censura por parte de la televisión mexicana, en los “noticiarios” apenas si nos mencionaban, dedicaban cuando mucho un minuto a dar alguna noticia sobre las mega marchas, o sobre las protestas tan creativas encabezadas por Jesusa Rodríguez, simplemente nos desaparecían, como si así pudieran desaparecer el mundo real que existe fuera de la ficción televisiva.

Llegamos al mes de septiembre, y un gran cineasta, Luis Mandoki, trata de distribuir su documental sobre el fraude electoral del 2006, parecía que Warner Brothers lo distribuiría pero resultó que la censura apareció de pronto, televisa interviene y Warner se retracta, las cosas no podían ser tan fáciles en este país donde la censura ha sido la mejor arma para acallar al pueblo y engañarlo, aún así, Mandoki prometió sacar su documental para el mes de noviembre, incluso abrió una cuenta para que la gente lo apoye, para luchar contra la censura y el silencio impuesto.

Sin embargo, y a pesar del empecinamiento en coartar la libertad de expresión, la situación se ha complicado para Felipe Calderón, ya no sabe cómo esconder a los millones de mexicanos que estamos inconformes con su gobierno, inventa encuestas en donde sale bien librado, despliega mantas la noche del 15 de septiembre para tapar la enorme manta con la leyenda “ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR PRESIDENTE LEGÍTIMO” y militariza la plaza como si el pueblo fuera peligroso (palabra muy familiar, ¿los integrantes de la resistencia podríamos ser “un peligro para México”?) o un enemigo más. Pero a pesar de las mantas, de la violencia, de la censura (en comparsa con los ya muy desprestigiados medios de comunicación, en especial televisa y tv azteca), ya no será tan fácil callarnos, la gente ha demostrado que tiene convicciones y aún existen medios honestos y verdaderos periodistas.

La televisión se ha desprestigiado a sí misma casi desde su comienzo y lo sigue haciendo, como el escándalo que han armado por la reforma electoral que sólo los deja en ridículo y evidencia su ambición y deshonestidad al querer enarbolar la bandera de la libertad de expresión cuando su historia ha sido la de la censura y la mentira, cuando lo que en realidad quieren es seguir distribuyendo propaganda en forma de “noticias”.

Muchos ciudadanos se han dado cuenta de que las dos principales televisoras de México no proporcionan “información”, sino distracción, lo que ha derivado en que haya más lectores de periódicos, gente que se informa a través de Internet e incluso participa difundiendo información.

Las cosas han cambiado y la censura que Calderón pretende ejercer no será suficiente para acallarnos, ese es un avance que la sociedad ha logrado, la libertad de expresión ha costado muchas vidas, es mérito de la gente, del pueblo y de muchos periodistas honestos. La lucha por la conquista de la verdadera libertad de expresión y en contra de la censura debe seguir con más fuerza, hoy más que nunca.

Anuncios

* Preámbulo a un régimen autoritario y dictatorial

gobierno.jpg gobierno.jpg gobierno.jpg gobierno.jpg
 

 

COMUNICADO DE PRENSA 000256

Preámbulo de un régimen autoritario y dictatorial

las declaraciones de Calderón,

asegura Bátiz Vázquez

* Ni Díaz Ordaz habló de monopolizar el poder para justificar la represión del 2 de octubre de 1968, aclara

* La expresión “el monopolio del poder” es propia de una mentalidad autoritaria y de menosprecio a las leyes, subraya

* Al presidente espurio sólo le falta imitar a Luis XIV, quien manifestó: “El Estado soy yo”, puntualiza

La expresión “el monopolio del poder” del presidente espurio, Felipe Calderón, es fruto de un carácter autoritario, antidemocrático y de menosprecio a los límites que impone la ley a los gobernantes y muestra un pleno desconocimiento del estado de Derecho y de la división de poderes, afirmó el secretario de Justicia y Seguridad, Bernardo Bátiz.

Destacó el hecho de que ni siquiera el ex presidente Gustavo Díaz Ordaz habló de monopolizar el poder cuando trató de justificar la represión del 2 de octubre de 1968. “Creer que alguien que tiene el mando, que tiene el monopolio del poder, es indicio inequívoco de una mentalidad autoritaria y de un menosprecio a los límites que la ley pone a los gobernantes”, puntualizó.

Precisamente –detalló— Calderón expresó el pasado 2 de octubre en Quintana Roo que “lo que justifica que alguien tenga el mando, que alguien tenga la fuerza pública, que alguien tenga el monopolio del poder, es garantizarle a cada quien su seguridad”.

Recordó Bátiz Vázquez al presidente usurpador que el Ejecutivo tiene el mando de las fuerzas públicas, pero de ninguna manera ostenta el monopolio del poder, que se divide para su ejercicio, según lo establece el artículo 41 constitucional, en Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

“El monopolio de la fuerza lo tiene el Estado, no una persona y la declaración equívoca de Calderón indica un pleno desconocimiento de la estructura de un estado democrático de Derecho, en el que la soberanía se ejerce por el pueblo, a través de los poderes que se equilibran unos a otros, y no de uno solo de ellos, que se define a sí mismo como el titular del monopolio de lo que corresponde a todos”, explicó.

Hizo énfasis en que la declaración “el monopolio del poder” corresponde a un subconsciente autoritario y antidemocrático, pero también representa una amenaza de Calderón, porque anticipa que “puede hacer con el poder lo que le venga en gana y, con el pretexto de garantizar la seguridad de la gente, puede convertir a nuestro estado en una dictadura”.

Sin embargo, el secretario de Justicia y Seguridad aclaró que los mexicanos sí queremos seguridad, pero de ninguna manera a costa de las libertades políticas y las garantías individuales y mucho menos a cambio del establecimiento de un sistema autoritario y dictatorial.

También resaltó que la expresión “el monopolio del poder” muestra un desconocimiento del estado de derecho y de la división de poderes. “En un estado moderno, regido por leyes, reconoce, que el monopolio de la fuerza, no del poder lo tiene precisamente el Estado, pero en su conjunto, por conducto de los tres órganos de poder, que son el Legislativo en primer lugar que es la representación popular, el Ejecutivo y el Judicial”, abundó.

Si bien el titular del Ejecutivo tiene el mando de las fuerzas públicas, para el ejercicio de ese mando, debe estar sujeto a las disposiciones de la Constitución y de las leyes, “no es de ninguna manera un titular de la fuerza en lo personal, ni puede decir como Luis XIV: el Estado soy yo”.

El presidente –prosiguió— de un país democrático es un mandatario y su mandato se cumple conforme a las disposiciones del estado de derecho.

Reiteró que el monopolio de la fuerza lo tiene el Estado, no una persona y la declaración equívoca de Calderón, indica, por una parte desconocimiento de la estructura de un estado democrático de derecho, en el que la soberanía se ejerce por el pueblo, a través de los poderes, que se equilibran unos a otros, no de uno solo de ellos, que se define a si mismo como el titular del monopolio de lo que corresponde a todos.

Weber resume lo substancial del estado nacional, en el monopolio legítimo (el adjetivo es indispensable) de la violencia; esto significa que no puede haber ni sería legítima, una violencia o fuerza privada, que se elimina el derecho de venganza o el hacerse justicia por propia mano y que se reivindica para el estado en su totalidad, no a través de uno solo de los poderes, la facultad de ejercer la protección, aun violentamente, del territorio y de los habitantes y siempre dentro del marco del derecho, destacó.

Quizá el origen ilegítimo de su mandato, hace que Calderón confunda tres conceptos que la teoría del estado y la política, distinguen perfectamente; la autoridad que es de orden moral y legal y que por supuesto él no tiene; el poder que pertenece al Estado y se ejerce por conducto de los tres órganos de gobierno y la fuerza que solo se justifica si se ejerce legalmente y por quien legítimamente ésta autorizado a ello, abundó.

· · · · ·

* ¿Hacia un Estado autoritario mundial?

¿Hacia un Estado autoritario mundial?

Por Roberto Ruiz Pérez

Tomado del Portal de Noticias de RadioAmlo

http://www.radioamlo.org/portal

Hace unos días, el domingo 19 de agosto, participé tocando el tambor en la pinta de un mural alusivo al asesinato de Alejandro Castillo por la agentes de la Border Patrol, abajo del puente Santa Fe y de lado mexicano, sucediendo el siguiente incidente: del otro lado del río Bravo se juntaron varios vehículos de la patrulla fronteriza frente a un grupo de jóvenes punks que habían acudido a solidarizarse con la propuesta del mural y que estaban a su vez, realizando pintas; uno de los agentes les gritó que ya venía la policía y en breves minutos aparecieron dos “campers” y dos patrullas que inmediatamente pasaron a levantarnos a todos para llevarnos a la cárcel, incluyendo a un albañil que reparaba el puente y que su único delito fue estar a unos metros del evento.

Intente llamarle a uno de mis amigos abogados y uno de los agentes quiso quitarme el teléfono celular; total, para evitar involucrarme en un acto violento, opte por ceder frente al alterado policía que ni siquiera quería (o sabía) decirme cuál delito había cometido. Afortunadamente varios amigos y amigas se movilizaron para que nos dejaran en paz, no sin antes presionar a través de los medios de comunicación.

Esta situación que nos tocó vivir, desafortunadamente no tiene nada de novedosa por que está sucediendo no sólo en Juárez, sino en todas partes de México y el mundo. El ejemplo de la deportación de Elvira Arellano de Estados Unidos a México y la muerte de Castillo, forman parte de una tendencia de los gobiernos “democráticos” por sofocar cualquier intento de manifestación ciudadana y de ampararse bajo el escudo del combate al terrorismo para cometer actos violentos; lastima la subordinación mostrada por la policía municipal hacia la Border Patrol, que deja ver además, en su forma de actuar, la manera como seguramente están llevando acciones como el toque de queda para menores.

El problema de fondo es la tendencia, cada vez más evidente, de gobiernos fascistas disfrazados de democráticos que están socavando las libertades y derechos establecidos en las leyes, que tanta sangre costaron. Por eso cada vez son más altos los índices de abstencionismo electoral, un fenómeno mundial, pues es obvio que los intereses de gobiernos van en distinta dirección que los de la ciudadanía. En México hemos transitado del dominio del PRI al arribo del PAN y otros partidos, pero las prácticas corruptas y la soberbia del poder siguen prevaleciendo, mientras las riquezas del país se reparten entre políticos, empresarios y sus socios extranjeros, actores que gozan de garantías y derechos por encima de las leyes y ciudadanos comunes.

El martes 21 de agosto, en un panel de discusión sobre el toque de queda, realizado en la UACJ, al que fui invitado dentro de la conmemoración del día de las y los trabajadores sociales, la participación y postura del sacerdote católico Mario Manríquez, iniciador en el fraccionamiento Oasis Revolución del programa, nos mostraron al público y panelistas, que las acciones venidas de instituciones jerárquicas no se cuestionan, así sean obvias sus fallas y estén fuera de la ley. Esto reafirma que también las instituciones religiosas, cuyo fin, al igual que los gobiernos democráticos, es el bien común, se rinden ante el ejercicio del poder y terminan por contaminarse políticamente, dejando ver su lado autoritario.

Estamos viviendo una época de desconfianza en las instituciones, de falta de simpatía por el prójimo, de autoencierro, ensimismamiento y apatía política, ¿qué significa todo esto? Pues que vivimos insertos en un proceso ininterrumpido de despolitización social que permite que los gobiernos y otras instituciones jerárquicas actúen a sus anchas sin ser cuestionados, mientras la gente nos enajenamos en nuestras casas con la televisión, la comida chatarra y los licores, pues es preferible una sociedad acrítica, pasiva, que viva fuera de la realidad, a una que, por ejemplo, constantemente esté sometiendo a cuentas a sus empleados públicos, falsamente llamados “autoridades”, o mejor dicho, autoridades sin autoridad moral.


La política pública está sometida al dominio del interés privado, que casi siempre es económico, y la vida privada se vuelve pública, en programas como el Big Brother, que son el circo, maroma y teatro con que perdemos el interés por las cosas de interés, para meternos en el círculo del chisme y la plática frívola que no lleva a otra cosa, sino a perdernos en el sinsentido.

Lo que vivimos en Ciudad Juárez es un reflejo del mundo de hoy: individualista, fútil, egoísta y despolitizado; nuestra memoria histórica se borra, la libertad se confunde con el libertinaje, la igualdad se pierde y la equidad se vuelve el concurso de unos cuantos. No es que haya una pérdida de valores como luego se dice, sino que los valores que ahora se promueven son los del éxito económico, de sobresalir por encima de los demás, del culto a sí mismo y del culto al héroe; es el mundo del dinero, el poder, la mezquindad, el consumismo y el egocentrismo.

¿Vamos hacia un Estado autoritario mundial? Más bien ya lo estamos viviendo, lo que pasa es que no podemos darnos cuenta por la gran enajenación que sufrimos. Lo que sí podemos que hacer es reaccionar, por que si no, cada día que pase, cada gobierno que llegue, se va a poner peor. Como se dice vulgarmente “el hombre llega hasta donde la mujer quiere” si lo aplicamos a nuestra realidad política, esto significa que entre más nos dejemos, más abusan de nosotros, por lo tanto está en nosotros dar solución a los problemas y decir ¡hasta aquí!

* De la Hipocresía a la Sabiduría

 

De la Hipocresía a la Sabiduría
Por A. Castro
http://autoridadcontrapoder.blogspot.com

pincheimposicion.jpg

Dicen que es de sabios cambiar de opinión, no es el caso de los miembros que conforman la actual Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Las  modificaciones de  criterio  que  ha experimentado  en los  últimos  meses el máximo  tribunal de nuestro país encabezado por el Ministro Guillermo Ortiz  Mayagoitia cuyas  resoluciones hoy  acaparan  la atención  de  muchos  sectores, muestran la manera sesgada en que la Corte decidió conducirse en la controvertida elección presidencial de año pasado. 

La carga de sinvergüenzadas presentadas lo mismo  como negativas de la autoridad  que como  revelaciones siniestras  de políticos y empresarios, viene a reforzarse con la  volatilidad en los argumentos de éste órgano colegiado dedicado a una de las actividades principales de cualquier  sistema  gobierno, la aplicación de la justicia y  del derecho. La SCJN fungió entonces como una pieza más del contubernio y manipulación institucional ocurrida en el sexenio Foxista. Ahora sin mayores  resultados hasta el momento  y  sólo con la claridad que evidencia aquel interés  perverso simplemente  en su actuar, los ministros hoy en apariencia intentan redimirse.

El  contrapeso natural fue y seguirá siendo el pueblo. La participación de millones  de personas en el 2006 a través de las concentraciones multitudinarias propias de procesos electorales como los que se llevan acabo en nuestro país, modificaron su  naturaleza de simple forma de expresión ciudadana  a una estrategia de defensa   social en respuesta a la cerrazón imperante en diversos órganos del Estado   Mexicano  como  fue el caso del Poder  Judicial de la Federación. La exigencia de los   ciudadanos y de los partidos políticos intrigantes de la coalición que apoyó la  candidatura de Andrés Manuel López Obrador hecha en la vía y forma tanto al   Tribunal Electoral  del  Poder Judicial de la Federación como a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ambas instancias encargadas de conocer temas de naturaleza electoral y obligados a resolver controversias sobre los mismos, se limitó   exclusivamente a solicitarles se pronunciaran a favor de la prevalencia del orden constitucional atendiendo  a las facultades que la propia Carta Magna establece. La indiferencia y un “No“  rotundo a ésta petición los llevó incluso a ser omisos en  observar principios básicos y elementales en la impartición de justicia como lo son: la  debida fundamentación y motivación, dando pauta como consecuencia de ello a   severas críticas que aún en estos días siguen pesando sobre los Ministros y Magistrados quienes actuaron cual burócrata de barandilla y no como los peritos  en derecho que se requería para calificar una elección presidencial como la vivida hace un año  en México. Las circunstancias anómalas en las que se  desarrolló  el proceso  hacia necesario una valoración  justa  y un análisis  exhaustivo  de todos los elementos   que  influyeron de manera  negativa en las elecciones  desde los meses previos, esto es,  desde las campañas  hasta el día de la emisión del sufragio, el cual para no variar   también estuvo plagado de irregularidades. Tal parece que nunca se  entendió que  lo que   estaba en juego eran los siguientes seis años en la vida de millones de mexicanos.

Siendo la última instancia en la jurisdicción federal, además de ser el  único órgano   del Estado con facultades para la interpretación de la constitución, la SCJN     presidida en ese entonces por Mariano Azuela Güitrón  desdeño hasta el punto de la descalificación la atribución de la Corte para practicar de oficio la averiguación de algún hecho o hechos que pudieran constituir la violación del voto público, en los   casos en que a su juicio pudiera ponerse en duda la legalidad de todo el proceso de elección de algunos de los poderes de la unión (art  97 CPEUM).  

Los  arcaísmos que para Azulea Güitrón contenía nuestra Constitución Política en éste tema refiriéndose a ellos como “letra  muerta“, fueron resucitados en las recientes    resoluciones del pleno de la SCJN. La facultad  para investigar violaciones a las   garantías  de los gobernados, goza ahora de plena vigencia y ha sido motivo de una  nueva interpretación de los alcances y las  funciones de éste Tribunal Constitucional.

En  esta coyuntura  los ministros han dicho que están dispuestos a indagar sobre la actuación del gobierno estatal, el gobierno federal e incluso a particulares al  establecer cuál sería su postura en el caso Oaxaca en donde ha prevalecido la  ingobernabilidad y la reiterada violación de  los derechos fundamentales en aquella entidad. Los integrantes del Pleno quieren sopesar la diferencia entre resolver en conciencia  y no por consigna, si al hacerlo el  pueblo oaxaqueño puede obtener un beneficio será motivo para congratularse, que lástima que no pudieron responderle de la misma manera a millones de mexicanos de toda la república cuando solicitaron su intervención.   

Yo me quedo  con la mesura y el buen juicio  que  han demostrado  los ciudadanos  que han  apoyado   al Gobierno Legítimo  a lo largo  de este año  y    el mensaje   a los Ministros   y  a las  señoras  Ministras    será   para  lo venideroque la justicia  a destiempo   no es justicia.

* Democracia Simulada

 

Democracia Simulada

Por Isabel Morales Quezada

cas9avg1.jpg

¿Para qué sirve una credencial de elector y un votante dispuesto a ejercer el derecho a elegir a sus gobernantes si cuando llega el día de decidir por quien votar, los candidatos y sus partidos no hacen más que olvidarse de que existe un pueblo que ha acudido a las urnas a expresar su voluntad (si es que no ha sido comprada por alguno de los partidos aspirantes al poder) y prepararse para recibir los privilegios que en este país implica ocupar un cargo como el de gobernador?

Las elecciones en Yucatán son una prueba más de que en México la democracia no existe, es sólo un montaje al que se le destinan grandes cantidades de dinero; “dinero desperdiciado”, dicen muchos, pero no para los candidatos quienes son los que menos pierden y ganan más porque mientras construyen la democracia simulada ocultan sus trampas y fraudes ante los ojos del pueblo que aún cree y confía en ellos, tanto como para ir a votar por candidatos de partidos como el PAN y el PRI, que se alían cuando es necesario y pelean a muerte por el poder cuando les conviene, como en el caso de Yucatán.

El presidente del PAN, Manuel Espino, considera que la gubernatura de Yucatán es un regalo para el pequeño rey de México y como tal debe ser entregado cueste lo que cueste, aunque todo termine en un verdadero “cochinero”, con enfrentamientos entre los operadores del PRI y del PAN, con detenidos, lesionados y con declaraciones de ambas partes acusándose de corruptos y de enturbiar las elecciones.

Los priístas dicen que fue una “elección de Estado”. Y seguro que lo fue o intentó serlo, pero ¿qué autoridad moral tienen ellos para acusar a sus amigos del PAN de hacer algo así, si en las elecciones del 2 de julio, ellos, junto con Elba Esther Gordillo contribuyeron a esa gran elección de Estado, a ese gran fraude que colocó a Calderón en el poder? ¿Qué autoridad pueden tener si en Oaxaca se siguen cometiendo abusos contra la población y Ulises Ruiz sigue en el poder a pesar de que la mayoría de la gente lo repudia por las atrocidades cometidas contra la APPO y contra gente que nada tenía que ver con el movimiento?

car6rc52.jpg

En la disputa por la gubernatura de Yucatán quien menos cuenta es el pueblo, sólo los intereses por permanecer en el poder son, como siempre, la prioridad de los partidos, pero cuando llegan al poder que tanto anhelaban a lo único que se dedican es a saquear y a dañar a la población, un hecho “normal” en nuestro país. ¿La gente se ha acostumbrado a ello? Tal vez, pero con cada elección se comprueba que el fraude, la violencia y la hipocresía, aún imperan en México y que por más bombardeos de spots y de mentiras que la televisión promueva, la realidad siempre se conoce, siempre sale a la luz.

 

Si aquellos que hoy se encuentran en el poder se atrevieron a orquestar y ejecutar un gran fraude por la presidencia de la República, las elecciones en los estados parecen ser juego de niños, pero no deberían confiarse porque aunque muchos se hayan acostumbrado a los fraudes y a que la voluntad del pueblo no se respete, hay muchos otros ciudadanos que no están dispuestos a seguir creyendo en la farsa.

A estas alturas y con lo que han demostrado ser los partidos, sobre todo el PRIAN, poco beneficia a la población si es PAN o PRI el que gana, porque ya conocemos sus intereses y su forma de gobernar, más bien lo que preocupa es que de esas dos malas opciones, ni siquiera dejen elegir al pueblo; que se les haya vuelto costumbre engañar y comprar conciencias, no sólo en el día de la elección sino desde antes, con las mentiras que se dicen en los debates, con las promesas de campaña que no se cumplirán, con los spots que calumnian y con el desvío de fondos hacia las campañas.

Lo cierto es, que el resultado de las elecciones de Yucatán, gane PRI o PAN, no es un resultado que se derive de la libertad del pueblo, no es limpio sino parte de esa democracia simulada en la que estamos inmersos.

Artículos consultados:
* Martínez, Fabiola y Luis A. Boffil. “Los comicios en Yucatán, entre golpes, detenciones y balazos”. En La Jornada, 21-05-07: http://www.jornada.unam.mx/2007/05/21/index.php?section=estados&article=034n1est
* Boffil, Luis. A. y Fabiola Martínez. “El PRI se perfila para quitarle al PAN la gubernatura y la capital”. En La Jornada, 21-05-07: http://www.jornada.unam.mx/2007/05/21/index.php?section=estados&article=035n1est

Imagen tomada de la página:
* www.factum.edu.uy/…/graficos/ano05017a.jpg (Dentro del artículo “La democracia y sus límites” de Oscar A. Bottinelli).
* http://www.jornada.unam.mx/2006/08/11/cartones/fisgon.jpg

* ¡Excomunión para todos!

¡Excomunión para todos!

Por José Luis Alonso Escudero

caolvat6.jpg

El papa Benedicto XVI dijo el pasado miércoles 9 de mayo que apoya la excomunión de los políticos que respaldaron la decisión de la Ciudad de México de legalizar el aborto en las primeras 12 semanas de embarazo. Al referirse a “políticos”, comprende no sólo a los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, sino también a todos aquéllos servidores públicos que ocupen un cargo de elección popular o cargos de confianza, directamente vinculados con esta reforma legal, es decir, al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, al Secretario General de Gobierno, al responsable de la publicación, el titular de la Gaceta Oficial del Distrito Federal… vaya, para acabar pronto, a todos aquellos que podrían ser señalados como autoridades responsables en un juicio de amparo contra dicha reforma legal.

También se llevó de corbata a todos los médicos, enfermeras, anestesistas y profesionales de la salud en general, que participen en la interrupción de un embarazo.

Y si nos vamos más lejos, bajo una óptica causalista radical, también podríamos quedar excomulgados todos los ciudadanos que votamos por dichas autoridades y legisladores, y con más ganas, los que refrendamos día a día nuestro apoyo a los mismos. Su Santidad, con todo respeto – independientemente de que se lo deba o no – mi interpretación del Derecho Canónico es que la excomunión deberá ser automática para todo aquél que procure un aborto. ¡Sorpresa, Su Santidad! En lo sucesivo, y de acuerdo con las leyes de nuestro país, que ya no es más una colonia europea, la interrupción del embarazo antes de que concluya la decimosegunda semana de gestación NO ES UN ABORTO. Así que no se preocupe por nuestras almas, pues como dice el comercial de Jumex: legalmente, eso es 0% aborto, por lo que no hay tal excomunión.

Debemos recordar además que el Papa, además de ser ministro de culto y jefe de la Iglesia Católica, es Jefe del Estado Vaticano, es decir, es una autoridad política, que debe regirse por el Derecho Internacional, que le impide intervenir como lo pretende hacer, en los asuntos internos del Estado Mexicano.

Claro que con el gobierno que tenemos, guadalupano, futbolero, infantista, sotanero y faldero, Ratzinger nunca recibirá nota diplomática alguna, pero eso es parte del anecdotario que la historia juzgará.

Finalmente, dado que el mismo Vaticano ha eliminado el limbo de un plumazo – hecho que resta credibilidad a su doctrina, pues de la noche a la mañana, toda una cosmovisión y una concepción filosófica fue cambiada por decisión humana, sin consultar a Dios – las almas de los niños abortados se van directo al cielo. Luego entonces, ¿de qué se preocupan? Si bajo esa lógica, el aborto es un boleto al paraíso, sin escalas ni sufrimientos terrenales, ni tentaciones, ni guerras, ni hambre, ni blasfemia, ni pecado. ¡El paraíso fast-track!

* La experiencia de estar en el gobierno en época electoral

La experiencia de estar en el gobierno en época electoral

Por Iván Valera Garcia

 

 

ife_wc.jpg

Por casualidad o destino, participe en dos elecciones presidenciales: en la de México y Haití. Los dos procesos tienen una gran diferencia notable y radica en la forma que terminaron.

Pero la experiencia que les doy es la de haber trabajado en el IFE en el proceso electoral 2006, donde puedo decir que el manipular elecciones fue directamente realizado en oficinas centrales. ¿Por qué hago una afirmación de este tamaño afectando a todos los que trabajan en viaducto No. 100 col. Arenal Tepepan, sin tener pruebas materiales? Pues porque trabajé como asistente de sistemas administrativos, y puedo darles una parte de la historia de ese proceso.

El 2 de julio me dejó la muestra de cómo las elecciones se resolvieron en las oficinas centrales del IFE y no en las urnas, además me dejo ver cómo se utiliza en vanó, tantos recursos materiales y principalmente a la gente, desde los integrantes de consejos distritales, funcionarios de casilla y ciudadanos que votaron, sólo para simular una elección democrática. Claro, esto es la parte de mi historia que, juntándola con otras, podríamos en verdad hacer una prueba real de que Calderón no ganó, pero lo malo es que muchos que vivieron dentro este proceso no les interesa darlo a conocer por apatía o porque son de los mexicanos conformistas y que les gusta vivir sometidos a más de lo mismo.

Aunque hubo consejos distritales de estados gobernados por el PRI y el PAN, que fueron influenciados para favorecer a Felipe Calderón, podemos asegurar que los estados del bajío y del norte de México, afirmado hasta en el libro de Madrazo que salió últimamente, son los que en verdad dieron más anomalías en las votaciones y que el Distrito Federal , ya que es donde mayor tiempo estuve laborando, fue el que arrojo una votación más transparente y que dió la muestra de cómo Andrés Manuel López Obrador era por mucho el candidato con mayor preferencia electoral. Por eso no dejaron hacer el recuento a nivel nacional de toda la votación ya que se descubriría como se contó de manera facciosa en lugares como Sonora, Sinaloa, Guadalajara, Guanajuato, Monterrey, donde se favoreció la mayor parte de votos para Calderón y hubo un detrimento en la votación a favor de López Obrador.

ugald.jpg

 

Pero el 2 de julio fue el día en que me di cuenta que las especulaciones de manipuleo del Padrón Electoral es en verdad una realidad ya que en los distritos X, XI, IX, IV , V, XV, XXIV, y las casillas especiales en la terminal de autobuses de Taxqueña y Tapo, constate como la gente se quejaba de que no aparecía en las listas nominales, esto me remitió a pensar el caso de Hildebrando y su sitio http://200.77.243.133/intranet.usuario:Hildebrando117 donde se utilizo el padrón electoral para eliminar a la gente que estaba a favor de otro candidato y no de Felipe Calderón. Esto es culpa del que dejo este asunto como si nada, el director ejecutivo del Registro Federal de Electores del IFE, Alberto Alonso Coria quien no dio ninguna muestra de voluntad para investigar el asunto.

 

Pero el 2 de julio desde la oficina me di cuenta como el PREP presentaba retrasos en sus resultados y que esto hizo que a las 11pm muchos de los trabajadores del IFE estaban disgustados con Ugalde por su respuesta tan titubeante y poco creíble, y ya se manejaba la victoria de López Obrador como un hecho entre los compañeros que estaban conmigo en ese momento. Esto dejó ver que las votaciones estaban siendo favorables para Andrés Manuel, pero que se hizo una corrección en el resultado del PREP durante la madrugada que favoreció a Calderón y que hizo que se empezara a mostrar sombrío el resultado electoral.

Esto ha sido la prueba fehaciente que el resultado fue manipulado directamente en el IFE entre los colaboradores más cercanos de Ugalde y directamente con su gente de confianza del sistema informático, UNICOM, que fue mejor hacerlo de esa forma para no dejar cabos sueltos, y que un compañero de nombre Alfredo que trabajo ahí sólo pudo decirme que durante la madrugada los servidores del IFE fueron apagados y prendidos para que no se actualizara la información de la votación y además se redujera el número de votos de alguna forma desfavoreciendo como él dice Andrés Manuel.

Esto no me deja claro cómo podría hacerse así un manipuleo de información, pero a decir verdad mi compañero pudo también sólo hacer su trabajo de cuidar los servidores y que el programa que se utiliza para recibir el consolidado de la votación pudo irse adaptando durante el comienzo y ya al final de la votación para alterar los resultados que eran desfavorables a Calderón, por medio de esta forma de apagar servidores y dando una situación de empate en el programa del PREP, para después ya favorecer la votación a Calderón y no levantar sospechas. Esto no es para mi una simple hipótesis ya que hay trabajos demostrados de que los resultados de la votación no son congruentes con la información que venía de los distritos electorales y que en los consolidados se deja claro que no corresponden a la votación real que hubo a nivel nacional.

Con esto me queda claro que la victoria de Andrés Manuel fue negada por medio de los funcionarios del IFE de la plana mayor empezando por Ugalde, en complicidad con el gobierno Federal de FOX, y que el evitar por parte del TEPJF el recuento voto x voto fue una chicanera para darle la vuelta a la demanda ciudadana de un proceso transparente y rechazada para no poner en evidencia al IFE y la forma en que corrompió los resultados.

Después salí del IFE por motivos más que obvios ya que mostré mi descontento en los resultados y que para mi suerte fui a dar a Casa de Moneda donde me di cuenta que desde ahí, en ese edificio, se hizo el trabajo sucio de Hildebrando, ya que platiqué con gente que por medio de comentarios cínicos y a veces tímidos me dijeron cómo se hicieron llamadas a personas que estaban dentro del padrón electoral, y que se les preguntaba por quien iban a votar para después, procesar esa información y pasarla a un área donde se hacia su borrado de la lista nominal en caso de ser partidario de otro candidato y no de Calderón. Claro que esto fue hecho desde un lugar distinto a donde se hacían las llamadas, pero dentro del mismo inmueble que ocupa la Casa de Moneda, en la cual la directora es la actual titular de energía Georgina Kessel. Claro, el pago de facturas se ve y que cuando labore ahí se dio su destape, que hasta comida organizó para sus colaboradores más cercanos, que en su mayoría son descendientes de alemanes. Ojala algún día esta experiencia que he vivido, sea enriquecida con otras para formar la prueba de cómo fue un fraude el proceso electoral del 2006.

Imágenes:

* IFE, imagen tomada de: www.ppsdemexico.org/noticias/frudemx.html
*Luis Carlos Ugalde, foto tomada de: www.rafaelvillegas.typepad.com/…/index.html